XI San Silvestre 2015

Zaragoza, 31 de Diciembre de 2015

 

Muchos aragoneses despidieron deportivamente el año participando en esta clásica prueba, en un ambiente festivo, aunque no exenta de dura competitividad entre los atletas de élite.

Un año más nuestra modesta Agrupación Deportiva organizó la ya tradicional carrera de San  Silvestre.

El circuito con un recorrido de unos 5.000 metros, estaba montado como en ediciones anteriores con salida y meta en el Coso, a la altura del Teatro Principal, cruzando el río Ebro en dos ocasiones, primero por el Puente de Hierro y después por el de Piedra, y transcurriendo por algunas de las calles más emblemáticas del centro de la ciudad.

También en esta ocasión se volvió a incrementar el número de participantes de otros años, y aunque se había aumentado el número de inscripciones hasta las 4.000, muchos corrieron sin dorsal.

Durante toda la tarde hizo muy buena temperatura para estas fechas (unos 10 grados).  La pareja formada por Raquel Miró y Carlos Mayo cortó la cinta de salida, y puntualmente  a las 18 horas se inició la carrera.

Como es costumbre un número muy elevado de participantes corrieron disfrazados dando muestra del carácter festivo de la prueba (entre el 50 y 60 % del total de corredores); a todos ellos hay que felicitar por su gran originalidad, aportando la imagen colorista, alegre y divertida de la prueba.  Este año el primer premio al mejor disfraz se otorgó a un grupo de jóvenes muy bien disfrazados de soldados americanos de la II Guerra Mundial.

Los ganadores de la carrera fueron en la categoría masculina: 1º Carlos Mayo que con un tiempo de 14’ y 11’’ disminuyó en 25’’ su tiempo del año pasado; 2º Jaime Escriche en 14’ 26’’ y 3º Víctor Puyuelo en 14’ 46’’.  En la categoría femenina: 1ª Cristina Espejo con un tiempo de 16’ 29’’; 2ª Raquel Miró en 16’40’’ y 3ª Isabel Macías en 17’03’’.

Muchos de nuestros jóvenes atletas también tomaron parte en la prueba, disfrutando del ambiente y las peculiaridades de esta carrera y la ocasión de correr por el centro de Zaragoza.

El buen ambiente reinó en todo momento, tanto en el desarrollo de la carrera como a la llegada a la Plaza de España, donde se entregaba la bolsa del corredor, con agua, fruta… Y además el hecho de que  no hubiera que lamentar ningún accidentado, es motivo de satisfacción y alegría para los organizadores.

Como viene siendo habitual desde su origen en el año 2005, la carrera popular San Silvestre, cumplió su finalidad solidaria aportando parte del importe de las inscripciones (8.000 euros) a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFEDAZ) y a la Asociación de Parkinson Aragón.

Por último, hay que agradecer la colaboración de las entidades patrocinadoras que junto a la desinteresada ayuda de nuestros atletas, socios y amigos de la Agrupación Deportiva Jerónimo Zurita, han hecho posible la realización, un año más, de este evento deportivo.

 

Juan Matías


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *