XXX SUBIDA A RODANAS

    El pasado lunes, organizada por la Asociación Deportiva y Cultural “Peña Love Peace” de Epila y el servicio municipal de deportes, tuvo lugar la carrera que une la citada villa con el Santuario de Nuestra Señora la Virgen de Rodanas, distante unos 16 Km.

    El punto de partida se encuentra a una altitud de 330 metros y el de llegada ubicado en la explanada junto al Santuario, tiene una cota de 580 etros por lo que la diferencia de nivel entre ambos son 250 metros, resultando de una suave pendiente del 1,5% aproximadamente, lo que propicia que la subida no resulte dura.

    Para participar en esta carrera nos desplazamos a Epila un grupo de 5 atletas del club; 3 veteranos: Santiago Salvador, Pascual Sánchez y Juan Matías y los promesas Javier Pérez y José Luis Matías.

    Con puntualidad a las 10 horas, se dio la salida en las inmediaciones del pabellón polideportivo a unos 200 corredores, que rápidamente, como ocurre siempre, se fueron colocando y distanciando unos de otros en función de sus facultades físicas y posibilidades.

    Los veteranos Santiago y Pascual y los dos promesas partieron juntos en una posición adelantada; Juan que iba atrás, se unió a nuestro amigo Mariano ya algún otro corredor para llevar un ritmo más tranquilo.

    La mañana resulto muy agradable, y las condiciones para correr óptimas, por la temperatura, ausencia de aire, el ambiente húmedo y el cielo algo nublado. Además el recorrido por el campo en esta época del año es una delicia, todo de un verde precioso; vimos extensos campos de cereal, olivos, almendros y zonas de pastos hasta el kilómetro 10, donde tiene lugar el cruce de la carretera La Almunia-Mallén, a partir de aquí hasta el Santuario situado en la Sierra Nava Alta perteneciente al Sistema Ibérico, existen además amplias zonas de pinares, en resumen un recorrido muy bonito que nos hizo más soportable el esfuerzo.

    Hasta el Km.12 fueron juntos nuestros 4 atletas, aquí a José Luis le sentó mal el agua que tomó algo antes y se retrasó un poco.

    Santiago y Javier terminaron en un estupendo tiempo de 1 hora y 7 minutos, Pascual hizo 2 minutos más, José Luis 1 hora 10 minutos y por último, el tiempo de Juan, fue de 1 hora y 20 minutos.

    Acompañados por los padres de Javier, Raquel y Angel, nos tomamos un vinito con algo de picar ofrecido por la organización, mientras se efectuaba la entrega de trofeos.

    Regresamos contentos, hablando de la posibilidad que ofrecen las instalaciones del complejo para quedarnos allí a comer y pasar el día con la familia, haciendo el propósito de estudiarlo para el año que viene.

Juan Matías


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *